Web modernismo 98 y 14

logo_zuloaga
E-mail

albeniz buena El músico melancólico

albenizj cabeceraCamprodón, España, 1860 - Cambó, Francia,1909

Isaac Albéniz nace en la localidad gerundense de Camprodón el 29 de mayo de 1860, cuarto hijo y único varón de la familia.

Su padre era un inteligente funcionario de aduanas allí destinado que muy pronto descubrió las extraordinarias capacidades de su hijo y su condición autodidacta.

El niño Isaac con cuatro años se presenta en Barcelona como pianista y con seis comienza a estudiar en París con Marmontel.
A los ocho años ingresa en el Real Conservativo de Madrid, actividad que compatibiliza con giras de conciertos organizadas por su padre por toda la geografía española.

A los veinte anosA los veinte años.Con solo quince años viajó a Cuba y Puerto Rico para celebrar conciertos y recitales. Su extraordinario talento y espíritu decidido contribuyeron a que el rey Alfonso XII le concediera una beca de estudios; esa ayuda le permitiría incorporase en 1876 al Conservativo de Bruselas, donde se gradua tres años después con el primer premio de piano.

A su vuelta a España se dedica a dirigir una compañía ambulante de zarzuelas así como a componer algunas de sus primeras páginas, romanzas, gavotas, sonatas, minués y música de salón.

Con sólo veinte años, escribió piezas notorias, Recuerdos de viaje y la primera serie de su Suite Española, obra para piano de gran importancia en la que ya apuntó sus cualidades rítmicas y melódicas ligadas al folclore popular español.

Alb Clara Sansoni interpretando IberiaAlbéniz con la que fue su alumna y después esposa, Clara Sansoni, interpretando Iberia.A la vez que estudiaba también impartía clases y, enamorado de una de sus alumnas, Clara Sansoni, se casará con ella en 1882. El matrimonio tendrá cuatro hijos.
En 1883 se traslada a Barcelona, donde estudia composición con Felipe Pedrell. Esta experiencia con un maestro del nacionalismo musical español avivó su interés por la música de raíz hispana. El maestro consideró que su talento no había recibido un reconocimiento suficiente por parte de los críticos musicales españoles a los que achacaba el retraso de la música hispana respecto a otros países europeos.
Esta disociación con el ambiente musical de su país pudo contribuir a su marcha definitiva al extranjero, donde empezó a residir de forma permanente desde 1889, año en que viaja a Londres y París, ciudades en las que, además de componer e interpretar, imparte clases de piano.
El clima húmedo y frío de ambas capitales resultó muy perjudicial para la precaria salud de Albéniz padece ciertas dolencias renales que le acompañarán durante toda su vida- por lo que se vió obligado a volver a Barcelona para recuperarse en un clima cálido.

alb money okAlbéniz y Money Coutts (Foto Museo I. Albéniz. Camprodón).La percepción de que su música no era bien aceptada en España le motivó a viajar de nuevo a Francia e Inglaterra. En Londres, firma un contrato con el empresario Lowenfeld que le va a permitir cierta estabilidad laboral pero la ayuda más importante vendrá de su contacto con el escritor, libretista y adinerado abogado, Francis Money-Coutts, miembro de una dinastía de banqueros.
Albéniz se comprometió con Money-Coutts a componer música para sus textos.

En sus ratos libres podrá dedicarse a componer sus obras para piano inspiradas en España, La Vega (ca. 1896 y 1898) o la extraordinaria Suite Iberia (1905 - 1908). Esta última pieza, auténtico canto a esa España que tanto amaba y que no parecía comprenderle, puede considerarse su obra maestra de una enorme complejidad técnica e interpretativa.

El contrato con Coutts no le impide trasladarse a París e integrarse plenamente en su vida cultural. Allí se relaciona con Claude Debussy, Ernest Chausson, Vincent d'lndy, Paul Dukas y Gabriel Fauré, entre otros.
Albéniz empleó su posición y relaciones en la ciudad para apoyar logística y profesionalmente a otros músicos españoles que pasaban por la capital francesa.

Cuando se agrava su enfermedad, Debussy, Fauré y Granados solicitan al Gobierno Francés la condecoración de La Legión de Honor para el artista, condecoración que no pudo recibir en vida, pues Albéniz fallece el 18 de mayo de 1909, a la edad de 49 años, en un balneario del Pirineo francés, en Cambó, al que había acudido con el fin de recuperarse.

Dos páginas inacabadas, Navarra y Azulejos, fueron completadas por Sevérac, alumno de Albéniz y Granados.

Su prematura muerte constituyó una gran pérdida para la música española. El piano fue su vehículo de expresión y a este instrumento dedicó la gran mayoría de su corpus.

Isaac Albéniz fue una de las figuras más representativas de la creación musical española, y logró hacer renacer en España las raíces populares de nuestra cultura.