Web modernismo 98 y 14

logo_zuloaga
E-mail

ortega y gassetRetrato de Ortega y Gasset, 1935. Zuloaga. Univ. Complutense Madrid.

La generación del 14 o novecentismo (que en Cataluña se denomina noucentisme) tuvo su líder intelectual en el ensayista y filósofo Jo Ortega y Gasset, que acertó a formular muy pronto su programa cultural y político: modernizar España, de acuerdo con el lema "España es el problema, Europa, la solución", donde Europa significa específicamente la ciencia natural y la democracia liberal.

Entre 1913 y 1914 se producen los acontecimientos que van a dar identidad pública a la generación. El 23 de noviembre de 1913 el poeta Juan Ramón Jiménez y el mencionado Ortega y Gasset organizaron en Aranjuez un homenaje de desagravio a un literato de la generación del 98 - Azorín - porque a su juicio había sido rechazada injustamente su candidatura para ingresar en la Academia de la Lengua.

hom-aranjHomenaje en Aranjuez. (Azorín en el centro, marcado con una cruz).

Era una excusa de los jóvenes intelectuales españoles para aparecer en público y mostrar ante la sociedad su voluntad de intervenir en los destinos de la nación. Un mes antes comenzó a circular el panfleto de la Liga de Educación Política Española, cuyo ideario será expuesto por Ortega en la conferencia Vieja y nueva política en marzo del año siguiente. En éste texto, el pensador contrapuso las viejas formas del caciquismo y las elecciones amañadas por el Gobierno frente a la nueva política basada en la propuesta de "liberalismo" y "nacionalización"; los dos términos con que Ortega resumía su programa regenerador.

A los antes mencionados acontecimientos le sigue la afiliación en masa de sus miembros al Partido Reformista de Melquiades Álvarez (formación de oposición moderada al régimen canovista), así como la fundación de la revista España (órgano de expresión del nuevo grupo). Significativamente, esta publicación fue fundada, y dirigida en su primer año, por Ortega, al que sucedieron como directores otros miembros del grupo, como Luis Araquistáin y Manuel Azaña.

fundadores-rev-espanaGrupo fundador de la revista “España”. De izqda. a dcha: Pérez de Ayala, Luis G. Bilbao, Ortega y Gasset, Pío Baroja, Azorín. De pie: Penagos, Juan Guixé, Luis de Zulueta, Luis Bello, Dr. Pittaluga, el dibujante F. Marco y el editor J. Ruiz Castillo.

rev espanRev. España Nº 10Esta famosa fotografía de la redacción de la revista España en 1915, podría considerarse como el documento que mejor refleja la imagen pública de la citada generación.

A diferencia de los modernistas y los noventayochistas, en la generacion de 14 no solo hay literatos y artistas; también hay juristas, filósofos, científicos, y varios polígrafos (intelectuales que tienen la capacidad de hacer aportaciones sobre múltiples especialidades). Los llamados novísimos se distinguieron por su potente formación intelectual, mucho más intensa e internacional que los anteriores creadores españoles; la mayoría estudiaron en el extranjero y muchos fueron catedráticos de universidad. Su voluntad de ejercer de agentes del cambio sociopolítico y generar idearios nuevos motivó que se dedicaran más al periodismo que los itelectuales que les precedieron.

Otro rasgo característico de la generación del catorce fue su importante dedicación a la política; más aún que sus predecesores de la Generación del 98. Ocuparon durante la Segunda República cargos en el gobierno, actas de diputados, embajadas y cargos en organismos internacionales.

Es sabido que los límites de una generación son borrosos. Para la generación 14 se establece el de los nacidos en la década de los ochenta, que cumplen en torno a treinta años hacia 1914.

En la generación del 14 predominaron los ensayistas con distintas formaciones y dedicaciones: los juristas Fernando de los Ríos (1879-1949) y Manuel Azaña (1880-1940); los filósofos José Ortega y Gasset (1883-1955), Eugenio D´ors (1882-1952) y Manuel García Morente (1886-1942); el historiador Américo Castro (1885 - 1972) y los polígrafos Salvador de Madariaga (1886-1978) y José Moreno Villa (1887-1955);

Un segundo colectivo fue el formado por los científicos: el médico Gregorio Marañón (1887-1958), el matematico Julio Rey Pastor (1888-1962), el físico Blas Cabrera (1878-1945), el médico o científico Gustavo Pittaluga (1876-1956).

Un tercer grupo se dedicaron intensamente al periodismo, pero tenían como orígen o dedicación principal la literatura: Ramón Gómez de la Serna (1888-1963), Ramón Pérez de Ayala (1880-1962) y Luis Araquistáin (1886-1959). Singular es el caso de Juan Ramón Jiménez (1881-1958) - inciador del grupo - que se dedicó preferentemente a la poesía, participando muy poco del debate público de las ideas.

Finalmente, un cuarto orígen de su miembros eran las artes: los pintores Pablo Picasso (1881-1972), Daniel Vázquez Díaz (1882-1969), Benjamín Palencia (1894-1980), Juan Gris (1887-1927) y el dibujante Luís Bagaría (1882-1940), entre otros.

En su conjunto, formaron el grupo de creadores más importante de la historia del pensamiento español, .

Lo más característico de la generación española del catorce es haber tenido un programa constructivo de cara al futuro, partiendo del convencimiento de que España se puede reformar gracias a la inteligencia, al esfuerzo y a la creación de instituciones adecuadas. Rompieron con el pesimismo nihilista de la generación del 98, aunque no con sus logros estéticos y su espíritu crítico, afianzando algunas de las instituciones que ya se habían creado como la Residencia de Estudiantes, la Junta para Ampliación de Estudios o las reformas a fondo que se llevaron a cabo en la universidad pública como el plan de estudios de las facultades de filosofía y letras de Madrid y Barcelona (Plan Morente).

A ello hay que añadir la creación de medios de comunicación: diarios fundadores-redaccion-el-solFundadores de El Sol en la redaccióncomo El Sol, Crisol, revistas (Revista de Occidente, Índice, Leviatán, La Pluma, Prometeo) y editoriales (Calpe, la editorial de Revista de Occidente). Como hombres muy pendientes de las novedades, supieron aprovechar los avances técnicos, prestando atención prestada a los nuevos medios de comunicación como la radio y el cinematógrafo.Puede decirse que tuvieron éxito en lo cultural y, en general, en llevar a cabo el proyecto de modernización del país en el orden económico, industrial, etc., aunque fracasaron en lo político al no haber sido posible su proyecto de realizar la reforma de la monarquía de Alfonso XIII

apertura cortesApertura de las Cortes Constituyentes, 1931. MadridLas tensiones generadas durante este proceso de modernización indujo al rey Alfonso XIII a propiciar como solución la Dictadura del general Primo de Rivera (1923-1930). Una vez que se fueron agotando las primeras reformas exitosas de los militares y sus políticas se fueron tornando más agresivas e impopulares, los intelectuales del catorce argumentaron y lideraron la lucha contra la Dictadura.

Así, la generación 14 tuvo un papel protagonista en la instauración de la Segunda República, en febrero de 1931. Pero Ortega, Azaña, Marañón, Pérez de Ayala, Madariaga, de los Ríos y Araquistáin no pudieron, supieron o quisieron controlar eficazmente el proceso político que lideraron. Después del derrumbe bursátil de 1929 en Nueva York, se desató una grave crisis económica internacional durante los años treinta; un  trasfondo muy adverso para fundar un nuevo régimen político dedicado a las reformas discretas. Además, las élites políticas y los agentes sociales manifestaron durante los cinco años de la Segunda República una intransigencia y agresividad que condujo a la tragedia colectiva de la Guerra Civil de 1936-1939. Junto con el fracaso práctico de los intelectuales del 14, finalizó el que fue el periodo más brillante de la historia de la cultura española; un ejemplo histórico de cómo los más brillantes teóricos pueden no ser buenos implantadores de sus idearios.

Como el resto de la clase intelectual, artística y literaria, los miembros de la Generación del 14 se dividieron entre los que se mantuvieron leales a la República, quienes trataron de alejarse de ambos bandos, y quienes acabaron apoyando a los franquistas. La mayor parte de ellos se exiliaron durante la guerra civil.

 

Texto de José Lasaga.

Nuestro vídeo sobre la Generación del 14