Web modernismo 98 y 14

logo_zuloaga
E-mail

Firma Valle restaurada El mito autoinventado

 

Valle-mancoBiografía de Ramón del Valle-Inclán Peña (1866 - 1936).

Nace en Vilanova de Arousa (Pontevedra) en el seno de una familia acomodada.
Su padre, Ramón del Valle-Inclán Bermúdez (1823 - 1890), fue heredero de una gran fortuna, tenía
reputación como poeta y afición por las investigaciones históricas.
Es falso que se inventara el apellido. El Registro Civil se crea en España con una ley provisional en 1870 y se introduce en el código civil en 1899. Aun así, en el ámbito rural, las cuestiones relativas al nacimiento se registraban en los libros parroquiales. Desde el primero en llevar este apellido, Francisco del Valle-Inclán (1736 - 1804), podemos ver las variantes en el uso, tanto en él como en sus descendientes: "del Valle-Inclán", "del Valle", "Inclán del Valle"...
Esto se debe a que los apellidos se empleaban con gran libertad, fundamentalmente por cuestiones de herencia. La forma "del Valle-Inclán" fue la que su padre y hermanos emplearon de manera sistemática.valle-jovenA los veinte años, en 1889.

Como estudiante de Leyes en Santiago de Compostela, carrera que no le interesa y no terminará, comienza a colaborar en publicaciones locales desde 1888. Cuatro años después viaja a México donde trabajará como periodista. Una experiencia fundamental en su formación como escritor pues conoce un movimiento literario que le marcará profundamente: el modernismo.

En mayo de 1893 regresa a Galicia donde dará fin al primero de los libro, titulado Femeninas (1895).
valle-joven-2Con su libro recién editado y un puesto en la Dirección General de Instrucción Pública, con sueldo de dos mil pesetas anuales, se instala en Madrid. Su puesto de trabajo era un "momio" (se cobraba el salario sin necesidad de ir a trabajar), lo que le permitió vivir holgadamente y dedicarse a la literatura, aunque apenas se tomó la molestia de publicar su obra.

A finales de 1899 se produce el incidente más espectacular de la vida de Valle-Inclán; en una discusión de café, recibe un golpe en el brazo izquierdo. La herida, en apariencia insignificante, era una fractura complicada que por no ser tratada adecuadamente, provocó una grave infección y finalmente la amputación del brazo.
Ahora vinieron años duros para don Ramón; había perdido su "momio", su incipiente carrera como actor teatral era ya imposible y tuvo que dedicarse a la escritura como medio de vida.

Su producción entre 1900 y 1902 triplica la de los cinco años anteriores.
Pasó dificultades, pero nada comparable a la situación de los trabajadores en esa época.
"España cruje de hambre" escribió Rubén Darío, y un buen amigo de Valle-Inclán, Ricardo Baroja, definió a su grupo como "Señoritos de familia más o menos acomodada. Sabíamos que en nuestro domicilio el cocido estaba a punto a su hora".

Si bien la publicación de las Sonatas (de 1902 a 1905) le dio fama como autor literario, económicamente le reportó muy pocos beneficios, si es que los tuvo. Vivió fundamentalmente de las colaboraciones en prensa, particularmente en el prestigioso diario madrileño El Imparcial, textos que él mismo recortaba para ajustarlos al espacio concedido y para satisfacer la censura que ejercían las publicaciones de la época.j-blanco-Josefina Blanco Tejerina.

En 1907 contrae matrimonio con la actriz Josefina Blanco Tejerina, su compañera y colaboradora durante muchos años. Josefina se encargó de copiar a mano y poner en limpio los originales de su marido además de corregir las ediciones. Y por fin, el triunfo. En 1908 su primer volumen de La trilogía de la guerra carlista es un éxito de ventas.

Valle-Inclán había sido, como muchos otros, su propio editor en sus primeros libros, pero lo que le distinguió fue que, con muy escasas excepciones, continuó con esa manera de trabajar toda su vida: compraba el papel, solicitaba dibujos para decorar sus ediciones, contrataba la imprenta, y finalmente vendía la edición a diversos libreros.

Ésto le permitió una mayor libertad en el diseño de sus libros y también mayores ganancias, pero a la larga perjudicó a su obra, pues al carecer de una editorial que promocionase sus libros apenas existieron traducciones de sus ediciones durante su vida.
b-aires-1910En Buenos Aires, 1910.E
n 1910, como director artístico de la Compañía teatral de García Ortega -en la que trabaja su mujer- regresa a América visitando varios países. Josefina era ya actriz de fama; don Ramón era apreciado por sus conferencias. Sin duda, regresaron a España con un buen capital y comienzan a pensar en establecerse en Galicia.     
Y además de su actividad literaria, la política.
Valle-Inclán era carlista, o sea, la extrema derecha por decirlo llanamente. Aunque su nombre se barajó en las listas para las elecciones en 1910 y 1914 nunca llegó a presentarse como candidato, pero su posición política no tiene duda, desde la obra literaria Voces de gesta (1912) a la vida privada,  pues en su casa tiene fotografías de los pretendientes carlistas, don Carlos María de Borbón y su hijo, Don Jaime de Borbón, esta última dedicada.

valleinclanconsushijosCon sus hijos Ramón, Mariquiña, Jaime y Mª Antonia, Madrid,1929.Y finalmente, Galicia. A finales de 1912 deciden trasladarse a Cambados (Pontevedra) y posteriormente, debido al fallecimiento de su primer hijo varón, a La Merced, en Pobra do Caramiñal (Coruña), donde nacerán la mayoría de sus hijos.
Es la época más fecunda del autor con títulos como Luces de bohemia (1924) o Tirano Banderas (1926).
Es en estos años cuando realiza su viaje al frente francés (1916) y de nuevo a México (1921), amén de dar conferencias en diversos puntos de la geografía española.

La familia Valle-Inclán regresa a Madrid en 1926. Es un autor reconocido y sobre el que circula un amplio anecdotario que logrará oscurecer su vida real. Innovador teatral con proyectos como El mirlo blanco o El cántaro roto, sin embargo apenas verá en los escenarios el estreno de sus obras

Tras la separación de su esposa y la quiebra de la compañía CIAP, Valle-Inclán se encuentra en una terrible situación económica. Sus amigos en cargos políticos de la república le conseguirán dos nombramientos, el último de ellos como Director de la Academia de España de Bellas Artes en Roma.

Desencantado con esta labor, enfermo y cansado, regresará a Santiago de Compostela para tratarse en el sanatorio de su amigo Manolo Villar, donde Valle-Inclán muere el 6 de enero de 1936.

(Texto: Joaquín del Valle-Inclán Alsina)

0cabezadevalleinclan193Cabeza de Valle-Inclán, 1938. Castelao. Museo de Pontevedra.