Web modernismo 98 y 14

logo_zuloaga
E-mail

1firma cunning  El Conquistador escocés
 

2cunninghameRobert Bontine Cunninghame Graham, 1890.Londres, 1852 - Buenos Aires, 1936

Robert B. Cunninghame Graham, "Don Roberto" nació el 24 de mayo de 1852 en el londinense 5 Cadogan Place, en el seno de una distinguida familia, de señero árbol genealógico, descendiente del rey Roberto II de Escocia.

A la polifacética figura de escritor, político, aventurero, experto jinete y viajero impenitente, debe añadirse la de hispanista, erudito apasionado que sintió como propio lo hispánico y su rica cultura, nexo de unión de ambos lados del Atlántico.

El padre, William Bontine, fue un oficial del regimiento de los Scots Grey que coqueteó con la literatura y llegó a publicar un poemario, y la madre, Anne Elizabeth Elphinstone-Fleeming, mujer tan bella como inteligente y culta, mantuvo durante años un salón literario, frecuentado por importantes artistas y escritores de la época. Fruto del matrimonio nacieron tres hijos: Robert, Charles y Malise Archibald.

La vida de Robert B. Cunninghame Graham puede dividirse en dos: una primera parte, aventurera y errante y una segunda, en la que se entrega a la política y a la literatura, sin olvidar los viajes.

1gartmorthouseGartmore House, originalmente propiedad de la familia Graham, actualmente The Way College of Biblical Research. Gartmore , Escocia (Reino Unido).Buena parte de la infancia de Robert B. Cunninghame Graham transcurrió entre las tres propiedades que su padre poseía en Escocia: Gartmore, Ardoch y Finlaystone, alternando con visitas a su abuela materna - nacida en Gibraltar - en la isla de Wight, quien le hablaba de España y le daba clase de español. La finca preferida de Robert era Gartmore, cuya pérdida, tiempo después, le acarreó un enorme dolor.

A pesar de la más que saneadas finanzas, los problemas económicos no dejaron de amenazar a la familia, consecuencia de un episodio de la juventud de su padre.
El joven William Bontine, estando en Irlanda con su regimiento, sufrió una caída del caballo, que le ocasionó una herida en la cabeza con secuelas el resto de su existencia. Terribles jaquecas, crecientes etapas de inestabilidad emocional e irascibilidad fueron derivando en un comportamiento insensato en la administración de sus bienes, dejándose enredar en ruinosos negocios. Su hijo Robert tampoco será afortunado en los muchos negocios que emprende.

Cunninghame Graham estudia con tutores y profesores privados. Mas tarde, sus padres le envían al prestigioso internado de Harrow y posteriormente a un internado belga; a la vez que viaja con su madre y abuela por España, Italia y Francia. Su padre desea que Robert siga la carrera militar y le sugiere que se aliste en el regimiento de caballería de los Horse Guards, opción que el joven rechaza.

Cuanto Robert tiene dieciocho años, dos amigos de la familia, los hermanos Edward y James Ogilvy, le invitan a participar como socio en la empresa ganadera que tienen en la provincia argentina de Entre Ríos. La idea le seduce rápidamente y logra que su padre le financie. Robert B. Cunninghame Graham cruzará  el Atlántico en busca de una nueva vida, de un nuevo mundo.

gauchoDon Roberto, el gaucho escocés.Ya en Argentina se instala en una humilde vivienda, sin muchas condiciones higiénicas, dentro de la estancia de los Ogilvy. La falta de orden y rigor en el trabajo que prevalece en todo la finca, hace temer a Don Roberto que el negocio tenga  poco futuro, máxime cuando toma conciencia de la adicción de James Ogilvy al alcohol. No obstante, con ánimo dispuesto, se adapta a la vida de los gauchos, incluso en su indumentaria, llamándole algunos "gaucho escocés".

Comienza a domar potros. Aprende equitación y viaja por la Pampa arreando ganado y vendiendo caballos. El negocio por el que partió a Argentina fracasa. En 1872, vuelve a la mansión familiar de Gartmore, en Escocia, para él un puerto de amarre, aunque siempre momentáneo, en su nomadismo. Han transcurrido dos años de conocimiento de sí mismo y de esas tierras lejanas con las que soñaba en su infancia, dos años en los que ha descubierto que tiene un alma errante e inquieta, que la aventura le llama con voz poderosa.


En Escocia busca financiación para poner en marcha una compañía dedicada a la explotación de la yerba mate en Paraguay. No logrando el menor apoyo, viaja a Canadá para visitar a su hermano y se acerca a Nueva York con el fin de conseguir respaldo para su proyecto del mate pero su intento no prospera. Regresa a Gran Bretaña y, en apenas quince días, parte de nuevo, en el mismo barco mercante que le trajo desde Nueva York en una accidentada travesía, hacia Buenos Aires, para después trasladarse a Paraguay. Continúa el intento de sacar adelante su negocio del mate pero, finalmente, abandona la idea ante la absoluta imposibilidad de llevarla a la práctica.

Desde 1875 hasta 1883 Cunninghame Graham realiza una serie de idas y venidas entre Gran Bretaña e Hispanoamérica, a la vez que viaja por Francia, Gibraltar y España; se embarca en un carguero que recorre la costa africana, de Marruecos a Angola; pasa un tiempo en Nueva Orleáns, en los pueblos texanos de Corpus Christi y San Antonio de Béxar, y en México. En esta etapa comienza otro negocio, referido a la compra-venta de caballos, que tampoco sale adelante. Los fondos que le envía su familia le permiten sobrevivir.

gabrielleGabrielle de la Balmondière.En París conoce a Gabrielle de la Balmondière, con quien, poco después, se casa. La pareja, tras pasar un tiempo en la finca de Gartmore, se traslada a Texas con la idea de hacer fortuna e impedir la venta de Gartmore. Sus negocios vuelven a fracasar y en sus andanzas por aquellos territorios serán incluso atacados por los indios. Cunninghame abre una escuela de esgrima, entra en contacto con Buffalo Bill y debuta en el periodismo con artículos en el diario San Antonio Light.

En 1883, la enfermedad de su padre se agrava. El matrimonio vuelve a Escocia. El padre fallece y se abre una nueva etapa en su vida, etapa más sedentaria en la que la responsabilidad como dueño de las propiedades familiares, la actividad política y la dedicación a la literatura centrarán sus afanes y desvelos.

2partido laboristaR. D. Cunninghame Graham, fundador del Partido Laborista Escocés.Don Roberto y su mujer asisten a reuniones de círculos socialistas y  se ponen en contacto con William Morris, Bernard Shaw y Wilfrid Scawen Blunt, entre otros. Primero intentó ser elegido diputado en las filas del Partido Radical, pero fue derrotado. Con unas innatas cualidades de orador, aboga, entre otras causas, por las mejoras de las condiciones laborales de los obreros, la abolición de la pena de muerte y la supresión del trabajo infantil y la jornada de ocho horas al día. Cunninghame Graham siempre se ponía del lado de los más débiles.

En 1886 volvió a probar suerte en las elecciones, presentándose en una circunscripción próxima a Glasgow en las filas del Partido Liberal (el menos conservador de los dos partidos institucionales que se turnaban en el gobierno de Gran Bretaña); el apoyo de los socialistas le permitió resultar elegido. Ese mismo año fue uno de los promotores de la Scottish Home Rule Association que luchó a favor de un Parlamento propio para Escocia. Dos años después, muy radicalizado políticamente - y después de protagonizar numerosas y tumultuosas anécdotas en el Parlamento y las calles de Londres- fundó el Partido Laborista Escocés. En 1889 es uno de los participantes en la Segunda Internacional (marxista) que se reunió en París; por su fama de revolucionario, llegaría a ser expulsado de Francia. En esta etapa, asimismo, vuelve a colaborar en la prensa.

En 1892 renuncia a su escaño "liberal" en el Parlamento para presentarse a las elecciones por el Partido Laborista; pero no es elegido y da por finalizada esta primera fase de su carrera política. A partir de 1893 se dedica a la investigación histórica y a la literatura, donde puede dar rienda suelta a su talento, rememorando, sobre todo, su vida aventurera. Las dos grandes etapas de su existencia se entrezalan así en un solo impulso de pasión errante que se despliega intensamente en la realidad y en la ficción.

meetingEl Duque de Montrose, Compton Mackenzie, R B Cunninghame Graham, Christopher Murriay Grieve, James Valentine y John MacCormick en la primera reunión pública del Partido Nacional de Escocia, St Andrews Halls, Glasgow, 1928. Foto: Glasgow Herald.

Durante el primer tercio del siglo XX se relaciona con muchos de los principales intelectuales y literatos británicos, entre los que se puede citar a Joseph Conrad, George Bernard Shaw y G.K Chesterton. También viaja a menudo a España, donde se relaciona con creadores españoles como Ignacio Zuloaga, Pío Baroja y Ramón Pérez de Ayala. Entre sus escritos sobre historia realizó la biografía del conquistador Hernando de Soto y un estudio sobre las misiones jesuíticas de Paraguay ("Una Arcadia desaparecida") que insipiraría años después el guión de la famosa película "La Misión".

Su defensa de los derechos de los habitantes de los pueblos indígenas, y en especial de los sectores sociales más desfavorecidos, continuó a lo largo de toda su vida. En 1928 fue uno de los fundadores del Partido Nacionalista Escocés, siendo elegido como el primer presidente del mismo en 1934. Continuó viajando por el mundo; la muerte le sorprendió el 20 de marzo de 1936, en el Hotel Plaza de Buenos Aires, aquejado de una enfermedad del corazón. Año del comienzo de la Guerra Civil española, que "Don Roberto" intuyó. El escritor español Ramón Pérez de Ayala, gran amigo de Cunninghame Graham, recuerda que recibió una carta suya por esas fechas que comenzaba: "Cómo se anuncia y qué cosas graves están ocurriendo en lo que va de año, desde que me separé de usted...".

tumba cunningLápida de R. D. Cunninghame Graham. Inchmahome Priory, Lago de Monteith, Perthshire, Escocia.